En todo el mundo, las personas utilizan medios de transporte público como el autobús, el metro, el tren, el tranvía e incluso los transbordadores. Según informes, en Europa se realizan un total de 57.000 millones de traslados en un solo año*. Sin embargo, existen ciertos eventos específicos que provocan que los pasajeros se replanteen la elección de sus métodos de transporte. El incidente más destacado fue el atentado suicida en dos aeropuertos y una estación del metro de Bruselas en 2016, que dejó un saldo de 32 personas muertas y más de 300 heridos**.

Comparación de la Seguridad de los Aeropuertos y la del Transporte Público

Las medidas de seguridad en los aeropuertos están bien implementadas y, en su mayoría, son bien aceptadas por los pasajeros. Esas mismas medidas no se aplican en otros sistemas de transporte público, ya que los centros de tránsito masivo enfrentan un conjunto de problemas completamente diferente. A diferencia de un avión, un vehículo público se detiene repetidas veces durante su trayecto y ofrece distintos puntos de acceso. No existen restricciones con respecto a quién puede utilizar el transporte público, ya que no existe una lista excluyente, lo que significa que cualquier pasajero de alto peligro puede abordar sin inconvenientes un tren o un autobús.

Algunas compañías de trenes, como Eurostar, han implementado medidas de seguridad, como detectores de metal y escáneres de rayos X para el equipaje en sus rutas internacionales, aunque esto no tiene punto de comparación con los aeropuertos.

Encontrar el Equilibrio Justo

Los pasajeros de todo el mundo eligen moverse en autobús, metro o tren porque les resulta conveniente, rápido y mucho más sencillo que los demás medios de transporte.

Con respecto a la logística, es difícil ofrecer la misma seguridad con la que cuentan los aeropuertos en los centros de transporte público. Esto provocaría un aumento de los tiempos, sería costoso y reduciría la popularidad del transporte público. En un aeropuerto, debemos llegar un par de horas antes de la salida del vuelo, identificarnos con la documentación adecuada y atravesar la seguridad antes de embarcar. Algunas personas eligen el tren para ahorrar tiempo y evitar los inconvenientes relacionados al transporte aéreo. Entonces, ¿existe algún punto medio para lograr que el transporte público sea más seguro, sin reducir la eficiencia y conveniencia que esperan los pasajeros?

En los Estados Unidos, surgen debates con respecto a la instalación de puntos de control similares a los de los aeropuertos. Incluso cuando ello haría todo más lento en los ya congestionados centros de tránsito. El Reino Unido ha aumentado el nivel de seguridad y ya ha incorporado la presencia de policías encubiertos. Israel, en una medida más drástica, ha incorporado barreras protectoras cerca de las zonas en donde los pasajeros suben a los autobuses. También han experimentado con dispositivos de detección de explosivos***.

De Qué Manera Puede Ayudar Trackforce

Los aeropuertos utilizan tecnologías de última generación para gestionar a su personal, ya que existen zonas en un aeropuerto con acceso restringido al personal específico autorizado, y otros departamentos que deben ser gestionados de manera exhaustiva. Los demás centros de transporte público no son diferentes. Los centros de tránsito masivo necesitan tener control sobre las áreas de limpieza, mantenimiento, compañías de trenes, etc., ya que todos ellos desempeñan un papel dentro de las medidas de seguridad.

Trackforce conecta a todas las áreas mediante una única plataforma. De forma similar a los aeropuertos, los guardias de seguridad en los centros de tránsito público deben realizar rondas de guardia. Con Trackforce, los administradores cuentan con información detallada y completa con respecto a la actividad de los guardias y a cualquier situación de seguridad. Es posible incorporar una geovalla y en ese caso, los administradores reciben una notificación en cuanto un guardia entra o sale del perímetro. Las tecnologías GPS y NFC aumentan la responsabilidad por el propio desempeño de todo el personal, ya que los administradores siempre saben en qué lugar está el personal. Y de manera similar a los aeropuertos, los centros de tránsito público deben poder reemplazar a aquella persona imposibilitada de llegar a su trabajo a tiempo. Trackforce simplifica el proceso de pagos, de manera que resulta sencillo reprogramar los turnos de los empleados y verificar quién está disponible de forma inmediata.

Contáctenos o solicite una demostración para llevar a sus operaciones de seguridad al siguiente nivel.

 

* Advancing Public Transport

** Huffington Post

***Quartz

24 Comments

Leave a Reply