Healthcare Facility and Staff

Cuando pensamos en un hospital, pensamos en doctores, enfermeras y pacientes. No pensamos frecuentemente en los guardias de seguridad, y mucho menos notamos su presencia en las instalaciones. Pero si vamos a un hospital hoy, seguramente veremos más guardias de seguridad en el hospital que en la última visita. La cantidad de guardias de seguridad está aumentando debido al aumento de la demanda de protección y seguridad en las instituciones del cuidado de la salud. ¿No me cree? Bien, de acuerdo a un estudio de 2017 realizado por la Asociación Internacional de Seguridad y Protección del Cuidado de la Salud (IAHSS), el 89 por ciento de los ataques y ataques agravados en los hospitales entre 2012 y 2016 fueron de violencia en el lugar de trabajo del Tipo 2 (violencia de paciente contra el personal o de visitante contra el personal).

Los hospitales deben enfrentar varios problemas de seguridad a diario y lidiar con ellos, y a diferencia de otras instituciones o negocios, un hospital nunca cierra, lo que hace que garantizar su protección sea mucho más difícil. Desde pacientes, personal y visitantes, hasta equipamiento, suministros y fármacos, son muchos los aspectos del hospital que es necesario proteger. Los desafíos con respecto a la seguridad del hospital comienzan con el gran volumen de personas que ingresan y egresan del edificio a toda hora del día, y que las puertas frontales deben permanecer abiertas, por lo cual existen tres áreas en donde deben concentrarse los guardias de seguridad y en donde deben intentar mejorar.

  • Gestión de todas las personas que visitan el hospital.
  • Control de acceso en áreas sensibles o restringidas.
  • Comunicaciones entre guardias de seguridad y sus supervisores.

Los hospitales de niños limitan el acceso de visitantes a solamente los padres y las personas encargadas de sus cuidados, cuando es fuera de horario, y existen otras limitaciones y restricciones a los visitantes durante el día. Tiene sentido, ¿verdad? Los hospitales de niños deben hacer lo que esté a su alcance para asegurarse de que aquellos pacientes a su cuidado estén siempre protegidos. La gestión de visitantes en los hospitales puede ser dificultosa. Si bien no es tan estricta como la de los hospitales de niños, las instalaciones del cuidado de la salud deben saber quién ingresa a las instalaciones y por qué razón. Algunos hospitales han dejado de utilizar libros de visitas de papel y ha implementado un sistema de software de gestión de visitantes seguro para registrar y asignar una etiqueta de identificación a cada uno de los visitantes. Es entendible, cuando estamos en el hospital visitando a un ser querido, lo último que deseamos hacer es tener que registrarnos con la seguridad: queremos ver a nuestro ser querido lo más rápidamente posible. Afortunadamente, los sistemas de gestión de visitantes pueden facilitar el proceso, por lo que presentan el mínimo de inconvenientes.

Los sistemas de control de acceso a las entradas son un imperativo en los hospitales porque existen muchas áreas sensibles y restringidas para los empleados. Áreas en las que está prohibido el ingreso de pacientes y visitantes, principalmente por su seguridad. Ya sea a través de teclados, lectores de tarjetas de control de acceso u otros sistemas de control de acceso, los hospitales utilizan la tecnología, ya que les permite asignar a sus empleados distintos niveles de acceso. También ayuda a mantener a los pacientes y visitantes fuera de las áreas en donde no está permitida su presencia.

El entorno del hospital puede ser caótico por naturaleza, y si sumamos un incidente a esa situación, tendremos un caos completo. Los administradores de operaciones de seguridad intentan llevar adelante los pasos necesarios para mejorar la comunicación con los guardias de seguridad. De esa manera, están mejor preparados para el caso de que ocurra un incidente. Por ejemplo, digamos que sucede algo. A través de un canal de comunicación eficiente, el guardia puede alertar a su supervisor y ellos pueden llevar a cabo los pasos necesarios para contactar e informar al hospital acerca del incidente. También le permite al personal de operaciones despachar el apoyo necesario. El personal del hospital podrá mantener a todas las personas que se encuentren en el hospital en calma, hasta que se resuelva el incidente.

Teniendo en cuenta todo lo que sucede en un hospital, lo último que deseamos es tener que preocuparnos por una amenaza a la seguridad. Sin embargo, no tiene sentido ser pesimista y preguntarse cuándo es que va a suceder un incidente. Es verdad que no hay forma de prevenir incidentes, pero existen maneras de estar mejor preparados. Comprender de qué manera es posible utilizar la tecnología para aprovechar mejor la seguridad en el cuidado de la salud es un comienzo y es la razón por la cual las instituciones del cuidado de la salud están dedicando más tiempo y preparación a la seguridad y la protección, a fines de minimizar los riesgos.

Trackforce ha ayudado a muchas instituciones del cuidado de la salud a alcanzar el control de sus operaciones de seguridad al ofrecer una avanzada solución de gestión de la fuerza de trabajo de seguridad, que aumenta la responsabilidad ante el propio desempeño, mejora la productividad operativa y permite una mejor comunicación. Para obtener más información, póngase en contacto con nosotros para recibir una demostración.

Leave a Reply